Saturday, 26 April 2008

Tratado de 1463 entre el Sultan Otomano y los Cristianos de Bosnia

El Ahdnama es un acuerdo escrito por el Sultán Muhammed al-Fatih (ra), quien es conocido por conquistar Contantinopla y por completar la profecía del Profeta Muhammad (saw) de que algún día Musulmanes conquistarían la ciudad.

El tatarabuelo del Sultán Muhammed al-Fatih, el Sultán Murad I (ra), fue quien comenzó con la empresa de conquistar con el fin de abrir los Balcanes al Islam. Es famoso por haber vencido sobre los Serbios en el campo de Kosovo en 1389 y por establecer la autoridad del Islam en la zona. Allah (swt) bendijo al Sultán Murad I con haber muerto mártir en ésta guerra (shahadah).

El padre del Sultán Muhammed, Murad II, luchó en la segunda batalla de Kosovo y comenzó las conquistas que abrieron Bosnia al Islam. Siguiendo los pasos de su padre y de su tatarabulelo, el Sultán Muhammed completó su gran obra abriendo toda la zona para el Islam.

Islam, el mensaje final para la humanidad, estableció muy clara y detalladamente las leyes referentes a los derechos de Cristianos y Judíos bajo el Estado Islámico. El acuedro de Ahdnama es claro y definitivamente un registro histórico de los derechos que Islam dió a los Cristianos viviendo bajo su gobierno. El original del tratado de Ahdnama es preservado hasta éstos días en el Monasterio Franciscano de las cercanías de Fojnica, en Bosnia-Hercegovina.

Comparen el justo trato que el Estado Islámico dió a los Cristianos de Bosnia en 1463 con lo acontecido 39 años después en España, cuando la inquisición Cristiana le dió un ultimatum a los Musulmanes de convertirse o abandonar, que en la realidad se convirtió en convertirse o morir.

La traducción del acuerdo de Ahdnama se adjunta. Sultan Muhammed es traducido como Sultan Mehmet.

Mehmet, hijo del sultán Murat siempre victorioso.

La orden de la honorable y sublime firma del sultán y del brillante sello del conquistador del mundo es la siguiente:

Yo, el sultán Mehmet informo a todo el mundo que a aquellos a quienes se da el beneficio de este edicto imperial, los franciscanos bosnios, han caído en la gracia de mi Dios, por lo que ordeno:

No molestar ni incomodar a los mencionados ni a sus iglesias. Dejarlos habitar en paz en mi imperio... Permitirles retornar y establecerse sin temor en sus monasterios, en todos los países de mi Imperio. Ni mis altos dignatarios, ni mis visires o empleados, ni siquiera mis sirvientes y aún tampoco los ciudadanos de mi imperio, deberán insultarles o molestarles. No dejar que nadie ataque, insulte o haga daño tanto a sus vidas como a las propiedades de sus iglesias, aún cuando traigan a alguien del exterior. Ellos tienen permitido eso.

En consecuencia, teniendo por la gracia estatuido el presente edicto, yo tomo mi gran juramento o declaración.

En el nombre del creador de la Tierra y del Cielo, el único que alimenta a las criaturas y en el nombre de los siete Mustafas y de nuestro Gran Mensajero, ..., nadie debe contradecir lo que ha sido escrito ... mientras ellos sean obedientes y respetuosos a mis órdenes.

28 de Mayo de 1463.

1 comment:

Faruk Bolívar Gazale said...

Salam alaykum

hermano, gracias por compartir este documento. esto grafica realmente el mensaje del islam!!